Guías de Alimentación

Las guías de alimentos están diseñadas para no causar descompensación y a su vez reducir peso. Son adecuadas, equilibradas, variadas y suficientes para cada paciente.

Por la naturaleza del alimento y su relación con los cambios climáticos, así como la energía propia del alimento y el equilibrio que debe existir en cada uno, también se diseñan por estación del año.